NAVIDAD Y SOSTENIBILIDAD

Moda sostenible.

Hoy es Nochebuena, son las 5.50 a.m. y estoy despierta, para variar. Me cuesta levantarme porque hace frío y tengo que encender la estufa, me da mucha pereza, pero finalmente lo hago. Es más cómodo tener radiadores, pero no es lo que quiero. Nos calentamos sólo con leña, nos parece más sostenible y el calor que da el fuego… no tiene precio.

Y hablando de sostenibilidad, es precisamente lo que me ronda la cabeza estos días. Soy artesana, produzco ropa infantil ecológica, y la vendo. Y como mujer que se gana parte del sustento vendiendo productos, la idea de la sostenibilidad me ronda siempre la cabeza. Desde el principio Tres Cometas buscó ser un proyecto sostenible. Ahora el término moda sostenible o slowfashion está muy de moda, crece muy de prisa. Si investigamos un poco en internet podemos encontrar los estándares o criterios básicos de la moda sostenible son

  •  la conservación de los recursos naturales,
  • el bajo impacto ecológico de los materiales empleados – que deben ser susceptibles de unirse posteriormente a la cadena de reciclaje -,
  • la reducción de la huella de carbono
  • el respeto por las condiciones económicas y laborales de los trabajadores que han participado desde la materia prima hasta el punto de venta.

Tres Cometas, comprende y comparte estos criterios arriba mencionados. Por ello buscamos que nuestras prendas sean producidas a partir de dos tipos de materiales distintos: por un lado algodón orgánico (puedes leer aquí más sobre el algodón orgánico) y por otro lado reutilizamos textiles que nos hacen llegar y alargamos así su vida útil. Probablemente esta sea la opción más sostenible, y mi intención es ahondar más en ella.

Pero creo que hay que ir más allá, estos criterios están muy bien y son necesarios, si queremos cuidar nuestra madre tierra. Pero para mí la sostenibilidad va más allá.

Sostenibilidad e industria de la moda. ¿Es posible?

Sostenibilidad es no tener nuestros armarios llenos de ropa que no necesitamos y que, muchas veces, no usamos, aunque esto pueda ir en mi detrimento. Comprar por comprar, no es sostenible, no es cuidar nuestro planeta. Comprar mucha ropa y luego pensar que hago con la que tengo, y la llevo a la parroquia, no es sostenible. No es sostenible que tengamos tantos pantalones, tantas camisetas, tantos… y que cada año, o cada estación, renovemos todo ese armario.

Sosteniblidad no es que grandes marcas de ropa empiecen a tener una línea de algodón orgánico. Entonces el resto que venden ¿es algodón «malo»?. ¿y con qué criterios se producen esas prendas? ¿tienen unas fábricas para el algodón orgánico donde las condiciones laborales son magníficas? ¿o más bién se producen en las mismas fábricas, por las mismas personas, bajo las mismas condiciones penosas? Más bien será esto, si te puedes comprar unos leggins de algodón orgánico por 5 o 6€.

Sostenibilidad para mí, son proyectos pequeños, que buscan podervivir con lo necesario, sin enriquecerse enormemente a costa de otras. La economía de escala y las macroproducciones no hacen si no alimentar la máquina capitalista que lo devora todo. Eso no es sostenible.

Sostenibilidad es lo opuesto a comprar, usar y tirar.

Sostenibilidad es pagar un precio justo, que no es el que pagamos en las grandes marcas, que llevan detrás explotación, precariedad, contaminación masiva… sino que se produce en pequeños y medianos talleres, muchas veces de forma muy artesanal.

Despacito y sin prisa.

Por ello, en estas fechas, donde nos volvemos locas comprando de un sitio a otro. Propagando y afianzando los dogmas del capitalismo. Hay que pararse a pensar. ¿Qué necesito? Regalar en sí no es malo. Cuando regalas algo a un ser querido, piensas en algo que le podrá gustar, que necesite, dedicas tu tiempo a esa persona, piensas en ella. El problema es cuando rellenamos vacios de amor, cariño y tiempo con regalos. El problem

a es cuando compramos por comprar, porque es black friday o porque hay rebajas o porque llega la Navidad.

Quizá podríamos apoyar pequeños proyectos, buscando hacer regalos de claidad, que tengan criterios sostenibles, que no sean superfluos, que cuiden el medio ambiente y a las personas… Podemos pensar: ¿qué quiero regalarle a mis hijx? ¿varios juguetes, cinco prendas ropa, 8 libros, y chorradas varias que en nada se irán a la basura? ¿o les quiero regalar el planeta? Yo personalmente, prefiero que ahora tengan menos cosas y que puedan disfrutar de una vida en un planeta que no hayamos destruido.

baby nieve

Feliz Navidad y cuidemos el planeta.

Centro de preferencias de privacidad

    Necessary

    Advertising

    Analytics

    Other